Seguros de fallecimiento / invalidez

La mejor relación calidad-precio. ¡Hasta un 24% más barato!

Todos los presupuestos han sido estimados para un capital asegurado de 100.000€

Seguros de fallecimiento + invalidez

Además de la garantía básica que incorpora el seguro de vida, existe una modalidad de póliza que contempla más escenarios imprevistos y adversos. Con los seguros de vida con cobertura de fallecimiento e invalidez podrás prevenir más situaciones inesperadas con todas las garantías. El riesgo de sufrir un accidente está presente en nuestra vida diaria, y con un seguro de vida puedes garantizar tu estabilidad económica y la de los tuyos.

Las compañías aseguradoras suelen considerar como consecuencia de accidente cualquier lesión corporal sufrida involuntariamente por el Asegurado debido a la acción repentina de una fuerza exterior. En este caso entraría la cobertura del seguro y se activaría el funcionamiento de la póliza. El seguro de vida se contrata con el doble de capital para que cubra tanto el fallecimiento como la invalidez.

La cobertura de accidentes puede variar según la compañía aseguradora, ya que estos se pueden catalogar en diversos modos. Tanto accidentes sucedidos durante la actividad profesional como en el ámbito de la vida privada, así como en desplazamientos (vehículo personal, transporte público, peatón…) o en el desarrollo de actividades deportivas, salvo en el caso de deportes de alto riesgo.

Ventajas de contratar un seguro

Contratar un seguro de fallecimiento + invalidez te permitirá protegerte a ti y a los tuyos frente a situaciones adversas de todo tipo. Las compañías aseguradoras permiten adaptar sus pólizas a las necesidades del tomador del seguro, con asistencia en todos los supuestos. Podrás contar con total confianza y seguridad en la respuesta y actuación de estas compañías frente a cualquier tipo de adversidad.

Esta selección de ofertas cumple parámetros que garantizan cobertura plena, condiciones personalizadas y cláusulas flexibles para adaptarse a cualquier perfil del asegurado. Todo ello con compañías avaladas por su trayectoria y profesionalidad, acumulando experiencia y conocimientos especializados dentro del sector de seguros.

Todas las ofertas de seguros están explicadas sin letra pequeña. Contarás con toda la información disponible y tendrás a tu disposición un teléfono de contacto para conocer a través de un agente telefónico todos los detalles pormenorizados del seguro que quieras contratar. Con una llamada gratuita podrás consultar toda la información que necesites y formalizar tu registro, para que tu alta sea tramitada del modo más rápido y ágil posible.

Preguntas frecuentes sobre Seguros Fallecimiento + Invalidez

¿Puedo incrementar los capitales asegurados en mi seguro de vida cuando yo quiera?
Existen una serie de supuestos por los que la compañía se reserva el derecho a anular la póliza. Por ejemplo, una compañía puede cancelar los efectos del seguro mediante una comunicación dirigida al tomador en el plazo de un mes desde el conocimiento de la reserva o inexactitud de su declaración sobre el riesgo.
¿Quién cobra la indemnización en caso de siniestro?
Los beneficiarios de la póliza, es decir, las personas designadas por el tomador del seguro y en la cuantía señalada por él para cada una de ellas. En caso de que no se haya ejecutado ninguna designación específica ni reglas para su determinación, el capital formará parte del patrimonio del asegurado.
¿Es posible solicitar un anticipo para liquidar el impuesto de Sucesiones y Donaciones?
Con la actual legislación, la Compañía Aseguradora se considera responsable subsidiario en la liquidación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, en lo referente a la prestación de una póliza. Por este motivo se le exige la presentación de dicha liquidación ya realizada previa al pago de la prestación. Se considera una práctica habitual la concesión de anticipos con cargo a la indemnización por parte de la Compañía.
¿Puedo incrementar el capital asegurado en cualquier momento?
Por lo general, las compañías no permiten realizar este tipo de modificaciones en el contrato. En caso afirmativo, el incremento de capital deberá realizar cumplimentando formalmente una nueva solicitud del seguro con su correspondiente declaración de salud y, si la compañía lo exige, una nueva revisión médica.
¿Qué sucede si no cumplo el pago de una prima?
Si no se produce el pago de la prima inicial, el asegurador tiene derecho a resolver el contrato o a exigir el pago de la prima por vía judicial ejecutiva. En caso de impago en cualquiera de las primas sucesivas, el riesgo quedará cubierto durante un mes después al vencimiento de la misma. Si el asegurador no reclama la prima en los seis meses siguientes a dicho vencimiento, el contrato queda extinguido.

A qué edad contratar un seguro

Durante una determinada etapa vital, cobra más sentido contratar un seguro vida. A la hora de pensar en adquirir un seguro de vida riesgo, que cubre fallecimiento e invalidez, la edad idónea se sitúa entre los 30 y 60 años. Antes de los 30, muchas personas están iniciando su carrera profesional y constituyendo su patrimonio, con una situación familiar por general libre de responsabilidades familiares.

A partir de los 30 años habitualmente se considera una etapa vital en la que una persona va perfilando la consolidación de su patrimonio, situación laboral y se amplían sus responsabilidades familiares. Desde ese momento se incrementan los riesgos si sucede una enfermedad o una muerte, a nivel familiar. Entre el tramo de los 30 y 50 años, es recomendable contratar un seguro de vida riesgo para garantizar la estabilidad económica de los nuestros en el caso de una eventual desgracia.

A partir de los 50 años, por lo general se tiene establecido y conformado un patrimonio personal y finalizado el pago de una hipoteca, por lo que el en lugar de confiar por un seguro de vida, se apuesta más por un sistema de ahorro para complementar la pensión de jubilación. Hasta entonces, se aconseja disponer de una póliza capaz de dotar a los beneficiarios de recursos económicos que puedan contribuyan a tener estabilidad financiera.

Qué capital debería asegurar

Todo dependerá del patrimonio personal y las obligaciones económicas a las que el asegurado se encuentre comprometido. Una responsabilidad habitual es la de asumir los gastos de una hipoteca de una vivienda. Si se trata de una pareja en la que los dos contribuyen a la economía familiar, resultaría ideal contratar un seguro de vida para cada uno con el salario neto de 5 años del asegurado.

Si existen posibilidades de cubrir un número más amplio de años de ingresos netos, esa opción también sería ideal. La fórmula recomendada para calcular el capital a asegurar, es estimar los ingresos netos mensuales libres de impuestos. Multiplica esta cifra por 60 y así se obtendrá una estimación del capital mínimo para el seguro de vida riesgo. 

Resulta aconsejable, además de cubrir el riesgo de la hipoteca, aumentar el capital del seguro de vida para cubrir como mínimo el salario neto durante un período aproximado de cinco años. De este modo quedarían establecidos los requisitos mínimos de capital a tener en consideración cuando queremos contratar un seguro de vida para fallecimiento e invalidez. Al cubrir el importe de la hipoteca en el capital del seguro, permitirá dejar la vivienda familiar libre de cargas para los suyos en el caso de sufrir una situación adversa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí

OK